Comparte
Ir abajo
avatar
Dekar
Sannin
Sannin
Mensajes : 121
Reputación : 1

Reposo

el Vie Jul 27, 2012 2:13 am
Tras el trasplante que le había hecho el Mizukage debía guardar reposo durante tres días, era algo aburrido pero no había de otra, aprovechando esa gran cantidad de tiempo libre Naraku envió a su marioneta youkai (bushin), eso no contaba como romper su reposo pues el no hacía esfuerzo físico alguno. Estaba tan aburrido que tomó de su escritorio la bola de cristal shoton que había creado el día en que el chunnin Hozuki ataco al Mizukage, con ella podía enfocar gente y ver que hacían, la verdad no le gustaba mucho el inmiscuirse en la vida de otras personas pero jamas había tenido tanto tiempo ocioso en su vida, aparte de un día libre al mes que normalmente debía usar para espiar, en su vida pensó tres días completos sin hacer nada. No estaba seguro a quien ver, quizás podría traer a alguien para conversar un rato, aunque no conocía mucha gente, algunos de la academia y cursos especiales, gente de investigación y... fue cuando Naraku pensó en Rin Okumura, le había conocido durante su aprendizaje en fuuinjutsu y se había convertido en sannin aún siendo muy joven, y lo logró antes que Naraku. La bola de cristal le enfocó caminando por las calles de Kirigakure, Naraku que había esparcido Insectos en toda la ciudad hizo que uno se parara en su nariz, el debía saber a quien pertenecía ese kikachu, luego guió el insecto hasta su casa, seria bueno poder platicar con alguien, hacían años que no sabia de Rin.


Narro ~ << Pienso >> ~ - Hablo
avatar
EnzoCs
Sannin
Sannin
Mensajes : 79
Reputación : 5

Re: Reposo

el Vie Jul 27, 2012 2:57 am
Vida aburrida. Rin atravesaba días, semanas, casi meses de momentos aburridos en su vida, las cosas ya no estaban tan interesantes como solían estarlo, el pelinegro pensaba que con su nivel de shinobi tendría momentos mas emocionantes, pensaba que al ser Sannin estaría en todo tipos de misiones peligrosas y emocionantes que ponían a correr la adrenalina de su cuerpo a mil por hora, pero no, hace tiempo que no era asignado a una misión decente para él, se estaba poniendo cada vez mas irritable de hacer tanto servicios ayudando a la gente de la aldea, él solo quería diversión.
Rin just wanna have fun ♫♪.
Con la cabeza agacha y las manos en los bolsillo, el joven Okumura caminaba tranquilamente por las calles de Kirigakure no Sato, pensando en que podía hacer para cambiar su vida aburrida, tal vez debía hablar con el Mizukage, pero el pelinegro todavía no había tenido la oportunidad de conocerlo, solo había conocido a la Mizukage Mio quien ya no se encontraba en su puesto, ahora Rin ya no sabía absolutamente nada de lo que ocurría con la aldea.

Debería prestar mas atención a las cosas que pasan con la aldea, tal vez podría obtener alguna misión si fuera mas atento, no quiero convertirme en el Sannin olvidado de Kirigakure. Pensó mientras seguía con su lenta caminata por las calles de Kirigakure, la tarde era la de costumbre en la aldea, Rin se encontraba caminando por una donde ya no transitaba casi nadie de gente, para él era mejor que no lo vieran, no quería entablar conversación con nadie, prefería estar solo.

Naraku... Dijo al ver que uno de sus peculiares insectos se colocara sobre su nariz, algo que Rin odiaba absolutamente porque le tenía un gran asqueo a toda clase de insectos, hasta pensó en lanzar un gran ataque Katon para pulverizar completamente al horrible bicho, aunque sabía que no lo haría, le pertenecía a un viejo amigo que no veía hace rato y no era adecuado dar esa impresión luego de tantos años sin que pudieran verse.
Unos segundos mas tarde el bicho comenzó a volar otra vez, era mas que claro que lo estaba guiando hacia algún lugar donde se encontraba el escalofriante Naraku, el pelinegro sonrió picaronamente y siguió al insecto a pasos lentos.
Por fin te llego la edad, viejo amigo... Se dirigió hacia Naraku quien parecía muerto descansando sobre una cama, algo inusual en el Naraku que Rin conocía. ¿Te sucedió algo?


Narro | Hablo | Pienso
[Solamente los administradores pueden ver esta imagen]
avatar
Wesker
Gennin
Gennin
Mensajes : 72
Reputación : 1

Re: Reposo

el Vie Jul 27, 2012 3:11 am

Luego de volver de una misión en las afueras de Kirigakure No Sato, Saito se encontraba en su hogar, pensando, luego de saber un trágico momento en su vida, que fue vista sobre un oráculo, que le comentaba, sobre una enfermedad que lo mataría dentro de poco tiempo. Saito antes de ello, sabía sobre esta mala noticia, tras presentar síntomas que no eran ordinarios en una persona normal. Éste tenía pensado hacer algo al respecto, antes de morir, dejar su vida y alma por la aldea que tanto amaba desde que tenía uso de razón, y anticipando a aquel evento futuro, éste en su etapa de Sannin, había desarrollado una técnica prohibida, que podría ser de utilidad a la aldea, haciéndola así, una fortaleza en los aires. El problema de éste jutsu, era el requisito, de tener a algún usuario con la habilidad de Fuuinjutsu, quien le ayude con tal técnica, además de dejar su vida y alma sellada en todo Kirigakure. -Bueno... al parecer éste fue mi destino desde un principio... a buena hora desarrollé aquel kinjutsu, que no lo usaría por ningún motivo en cosas innecesarias, soy el líder de la aldea oculta entre la niebla, no puedo permitir no dejar algo por ella....- Exclamaba tras aferrarse a aquel trágico momento, pero a la vez lo alegraba por qué realizaría algo que ningún shinobi, haría por el beneficio de los demás, él sólo quería lo mejor pasa su aldea, para así poder morir en paz, con la frente en alto, pensando y anteponiendo siempre a su amada aldea. Saito, pensó en los métodos y el momento de realizarlo, por lo avanzado que era el tormento de su enfermedad, tendría poco tiempo y sólo podía confiar en alguien, que había conocido hace poco, pero que le fue de gran ayuda en muchos momentos difíciles de la aldea, ese hombre era Naraku Aburame. El joven Mizukage, observaba el registro y la ubicación de la vivienda del Aburame, para así poder ir a buscarlo, para charlar sobre su enfermedad y el plan que tendría para el futuro de la aldea que comenzaba a surgir nuevamente con la actividad de sus ninjas. Al salir de la aldea, apresuraba su paso, tras pensar en cómo ayudaría a la aldea con eso, iba a morir, y quería dejar lo mejor posible a la aldea que siempre estuvo en su ayuda, y él quería protegerla sea cual sea el motivo. < Incluso si tenga que sacrificar mi vida, no perderé el tiempo y realizaré aquel "jutsu"... Menudo momento, decir que utilizaría aquel maldito jutsu hecho para perjudicar a los demás, ahora estaré beneficiando a muchas familias y personas de mi aldea... je.... > Pensaba tras dirigirse, poco a poco al paradero de su colega, quien sería la clave para realizar lo que correspondía.

Luego de un tiempo de caminata, Saito seguía pensando en los agradables momentos que pasaba en su aldea, una sonrisa se enmarcaba en su rostro, tras recordar todo lo bueno que pasó juntos a esas cuatro paredes de la aldea. A lo lejos, observaba aquel lugar despejado, que emanaba un olor extraño en el lugar, se encontraba un hogar a lo lejos, fuera de todo, y muy bien ubicado para ser alguien extraño cómo Naraku. Llegaba a la vivienda, observando todo el lugar que correspondía. < Espero que esté aquí... > Pensaba tras observar que la puerta estaba dejada semiabierta; éste tocaba mientras entraba, observando directamente al joven ninja que yacía descansado tras la operación que le habían realizado. -Hola, Naraku, al parecer noto que tu mejoría ha aumentado considerablemente quisiera proponerte algo, sobre el futuro de los habitantes, y el mío...- Dijo tras toser un poco, dando así, una dificultad para respirar. < Demonios... ya queda poco tiempo al parecer... > Pudo ver que había otro ninja, que le parecía haber oído de él , además que el físico y la forma recordaba a un ninja famoso. Si, era otro Sannin de la aldea, que andaba alejado por el momento de Kirigakure. Saito esperaba, para poder hablar con Naraku y así poder conversar del plan que tenía en mente, que podría comenzar, una nueva vida para todas las personas de ésta aldea. Pasó un momento de silencio, el joven ninja no quería perder el tiempo, y habló muy apresurado, tras los nuevos síntomas que invadían su cuerpo. -Seré breve... por favor quiero que escuches con total seriedad del caso... Yo tengo una enfermedad mortal, y me queda poco tiempo de vida, pero para eso, quiero hacer mi último trabajo por la aldea. Me sacrificaré con un kinjutsu desarrollado en mi época Sannin, pero perfeccionado actualmente. La idea es simple, los habitantes, el terreno de la aldea y los límites de ésta, flotarán por los aires por mi habilidad, gracias a mi Kekkei Genkai, Ranton, suena loco y poco creíble, pero es posible... y ahora me preguntarás ¿Por qué vengo a tí? Muy simple, la técnica carece de poder, dejaré mi vida, pero además falta algo importante, un especialista en fuuinjutsu con quien pueda confiar, para sellar mi cuerpo, y así poder completar aquel peligroso kinjutsu. Y bueno, en el único que confío con esa habilidad, es en ti, Naraku.- El joven mizukage, con el rostro pálido, hablando muy nervioso, y jadeando aveces, contaba de forma muy breve la idea planeada, que permitiría otorgarle una mejor vida a los shinobis, lejos de ataques o traiciones que pudieran llegar. Además de ello, él pensaba en otorgarle el puesto de Mizukage a su compañero, por la habilidad poseída, y por qué tenía algo de él, su ojo izquierdo que le fue otorgado por la gran ayuda que éste le dio. El joven Mizukage esperaba la respuesta de Naraku, y del otro sujeto que andaba presente, que a decir verdad sabían muy poco de él. Todo era cuestión de tiempo, para comenzar algo nunca antes visto en el sendero de los ninjas.


[Solamente los administradores pueden ver esta imagen]
avatar
Dekar
Sannin
Sannin
Mensajes : 121
Reputación : 1

Re: Reposo

el Vie Jul 27, 2012 1:16 pm
Rin se veía despreocupado como siempre pero la verdad era que de cierta forma el descuidado había sido él, cuando le vio entrar y este hizo una aguda broma debido a su actual estado comprendió que quizás había cometido un error al traer a ese ninja a su casa estando él en ese estado. Era cierto que por un lado quería evitar que quizás el único shinobi capaz de interpretar los sellos que su marioneta hacia en el banco en aquellos momentos no se cruzara en el camino, pero no consideró que el shinobi y especialista en espada y fuuinjutsus era también miembro del clan Hyuga y a él acababan de implantarle un byakugan, algunos miembros de clanes famosos no veían con buenos ojos el traspaso de sus secretos a ninjas que no pertenecían a su familia, el clan Hyuga era especialmente cauteloso y la verdad era un tema que nunca le había tocado a Rin, no estaba seguro de como reaccionaria, lo peor era que esconderlo era imposible pues una vez activara su byakugan él vería claramente el ojo blanco bajo los vendajes que ocultaba su capucha de Babuino blanco. - ¿Te sucedió algo? - Había dicho con sincera preocupación, lo mejor sería contarle la historia desde el comienzo para evitar malos entendidos, pero un segundo visitante, uno no esperado, había entrado en sus dominios, el Mizukage no tardo en atravesar la puerta y ponerse a hablar. Al comienzo no le presto tanta atención a sus palabras sino a su estado físico, cuando lo viera en su despacho le parecía enfermo, sin embargo ahora aparentaba diez o tal ves quince años más que en ese entonces y la verdad era que solo había pasado un día y medio << Lo que sea que le aqueja esta avanzando rápidamente, no le queda mucho tiempo de vida. >> El Mizukage les hablo de una técnica que había desarrollado, por loco que pareciera esa técnica convertiría a Kirigakure y sus alrededores en una verdadera fortaleza voladora, lo que era útil e interesante. Sin embargo a medida que le explicaba que necesitaba su ayuda Naraku comprendió que no tenían tiempo, si en día y medio había empeorado tanto para cuando él estuviera listo (Pues debía guardar 3 días de reposo) el Mizukage ya habría dejado este mundo, quizas era el destino el que le había hecho traer a RIn a su casa en aquel momento, se dirigió a los visitantes.

- Mizukage-sama, debido a la operación que usted mismo ejecuto me encuentro imposibilitado de hacer técnicas mucho menos un sello tan complejo como el que necesitaría para sellar su alma . - Naraku reconsidero lo que había dicho, no podía hacer nada, pero no lo necesitaba, él ya lo había hecho. Extendió la esfera shoton a Rin, esta esfera había sido creada con un ninjutsu elemental shoton rango sannin, de seguro funcionaria como un elemento canalizador y era perfecto para sellar el alma del Mizukage pues era de gran poder y pureza. - Yo no puedo ayudarlos directamente, me seria imposible hacer el fuuinjutsu en este estado y para cuando me recupere será demasiado tarde, pero Rin puede hacerlo sin duda alguna, es un sannin más preparado y sabe << quizás >> tanto fuuinjutsu como yo, ayudado por esta esfera de seguro no tendrá problemas.


Narro ~ << Pienso >> ~ - Hablo
avatar
EnzoCs
Sannin
Sannin
Mensajes : 79
Reputación : 5

Re: Reposo

el Vie Jul 27, 2012 2:52 pm
Antes de que Naraku pudiera explicarle lo que le pasaba un hombre algo demacrado había entrado en la habitación, aunque no lo conocía directamente Rin sabía que ese era el hombre que había sido nombrado como Mizukage y por lo que parecía su nombramiento sería breve pues le explicaba a Naraku sobre como le quedaba poco tiempo y sobre una técnica prohibida que estaba desarrollando. Al parecer necesitaba la ayuda de Naraku, o más bien de su conocimiento en sellos para completarla, sin embargo Naraku tampoco tenía buen aspecto o eso daba a entender. Naraku le explico al Mizukage que era imposible que le ayudara y le paso una esfera de cristal morado a Rin, pidiéndole que fuera él quien ejecutara el fuuinjutsu para ayudar al Mizukage. La aburrida vida de Rin había dado un giro en 180°, había pasado de no tener nada que hacer a ayudar al Mizukage a probar un nuevo kinjutsu, tal como le había dicho durante su juventud al Aburame. Naraku... sigues atrayendo problemas como abejas a la miel, esta bien lo haré pues con eso ayudo a la aldea además que no tengo nada mejor que hacer. Rin cogió la esfera de cristal que usaría para sellar el alma del Mizukage y espero las instrucciones, quizás con esto dejaría de ser solo el sannin olvidado y recuperaría su reputación dentro de la aldea.


Narro | Hablo | Pienso
[Solamente los administradores pueden ver esta imagen]
avatar
Wesker
Gennin
Gennin
Mensajes : 72
Reputación : 1

Re: Reposo

el Vie Jul 27, 2012 6:59 pm

Todo iba a lo planeado, por el estado de Naraku, éste no podría realizar, pero vaya sorpresa, un amigo de él, que pertenecía a la élite Sannin, era un especialista Fuuinjutsu. -Muy bien... te explicaré todo. Cuando creé el jutsu, con mi padre, un especialista en sellos, pudimos concretar el jutsu, pero lamentablemente por su edad él murió, y él que la use, tiene que ser un ninja con el kekkei genkai Ranton, para así crear las fuertes nubes estratosféricas polares . Pero por la falta de un especialista se convierte así en un jutsu imperfecto para realizar la técnica de Hakke no Fuin Shiki, que sellará mi alma en la aldea, para que ésta sea sostenida por el kinjutsu. Naraku gracias por la esfera de cristal, éste sería la fuente pura, que faltaba para hacerlo, ya que servirá como catalizador.- Luego de aquellas palabras, guiaba al joven Sannin que lo ayudaría con el jutsu pronto por hacer. < Bueno... al parecer llegará mi hora. > Se levantó del asiento, y con un gesto expresó. -Es hora de comenzar.- Se acercó a Naraku, sacando el pergamino, dentro de su ropa. -Te dejaré el pergamino, por si alguna vez, desees realizar tal jutsu, de ésta magnitud; te dejaré mi byakugan, tras morir por el jutsu y mi cuerpo, si es que te sirve... y por favor, acepta el título de Mizukage que te encargaré desde ahora, eres el único sujeto quien me ha ayudado tanto en tan poco tiempo. Adiós.- Dijo, tras salir del lugar, dirigiendo su persona, hacia el centro de la aldea, dónde todo empezaría.


[Solamente los administradores pueden ver esta imagen]
Contenido patrocinado

Re: Reposo

Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.