Comparte
Ver el tema anteriorIr abajoVer el tema siguiente
avatar
Hiroshi Mashiba ~
Jounnin
Jounnin
Mensajes : 21
Reputación : 0

Misión; Carta a Inato Hyuuga

el Miér Jul 04, 2012 4:36 pm
La misión había sido clara, el joven gennin de la aldea tenía que entregar unos papeles en la vivienda de Inato Hyuuga, seguramente este era un shinobbi de Kirigakure o eso especulaba Hiroshi al leer su nombre una y otra vez, tratando de encontrar la vivienda del mismo. Había salido del despacho de la Mizukage sin ninguna información de donde se encontraba esta residencia y todo porque no se había atrevido a preguntar un detalle como ese. Era obvio al estar en frente de la autoridad máxima de toda Kirigakure, más aún, siendo esta una hermosa mujer. Cualquier hombre hubiera actuado de la misma manera o quizás no, algunos eran más abiertos al dialogo. Fuera del edificio en donde se encontraba el despacho de la Mizukage, hiroshi recorría las calles tratando de encontrar la dirección especifica, giraba su rostro de un lado a otro sin animarse a tocar el timbre por error, era increíble como una simple misión podía traerle tantas dificultades. Entre tanto buscar y buscar con su mirada, a la distancia divisa un pequeño cartel con un letrero, indicaba ser una de los mercados de comida de la aldea. Tan perdido se encontraba que no sabía ni siquiera como volver a su hogar después de recorrer todas estas intersecciones.

-Disculpen. . . ¿Alguien sabe en donde puedo encontrar la residencia de Inato Hyuuga?.- Pregunto en un tono serio, sin ninguna emoción. La mirada del muchacho se perdía en los ojos curiosos de un muchacho que se encontraba atendiendo en el lugar. Se quedo en silencio, no se atrevió a responder la pregunta del muchacho y se marcho. Un completo mal educado. Una mujer de una edad considerable que se encontraba comprando en el local se acerco había el joven Hiroshi. –Inato es un joven del barrio, usualmente no sale de su casa luego de fracasar en una tarea importante, nunca me comento cual. . . puedes encontrarlo a cinco cuadras de aquí, dobla a la derecha y en paralelo a la izquierda lo encontraras.- Dijo con una sonrisa en el rostro, para luego continuar con sus compras. Hiroshi tan solamente asintió con la cabeza en señal de agradecimiento y comenzó a caminar nuevamente.

-Fracasar en una tarea importante. . .- Pensaba Hiroshi mientras contaba las calles que iba pasando, tratando de seguir al pie de la letra las indicaciones de aquella mujer a la cual ni siquiera se digno de preguntarle su nombre. Entre tantos pensamientos sobre cuál sería aquella “tarea importante” llego a la puerta de la vivienda. Llamo dos veces sin recibir contesta alguna, era extraño todo, aquella vivienda era la única entre todas las demás que se encontraba un tanto des abandonada. Llamo nuevamente, sería la última vez que lo intentaría. Nadie atendió. Hiroshi, como intuyendo que dentro se encontraba alguien comenzó a rodear la vivienda, al llegar al fondo se encontró con una niña hamacándose sin cesar en el patio. Rodeada de dos perros guardianes. –Disculpa. . . me llamo. . .- Antes de poder completar la oración la niña volteo y se desvaneció sin más. Los perros se lanzaron al ataque embravecidos. El estado de shock en que se encontraba el gennin de la aldea fue anulado cuando alguien se puso frente del para frenar el ataque de sus mascotas. -¿Quién eres?... no debes invadir propiedades privadas.- Dijo este sujeto, con cierta sonrisa cínica en su rostro.

-Eh venido a traerles estos papeles. . .- Musito hiroshi cuando ya se encontraba en el interior de la residencia del sujeto, el cual se había presentado, era Inato Hyuuga. Los recibió sin reprochar nada y comenzó a leerlos atentamente. Se puso de pie y los tiró a la basura. -¿Es todo?.- Pregunto en un tono completamente enojado, al parecer los papeles no eran cosas buenas o algo agradable. -¿Qué sucede?.- Preguntó Hiroshi, como si el tema le incumbiera. –Nada. . .- Fue la respuesta del sujeto quien simplemente esperaba que el gennin se marchara de su hogar. –Ya veo. . . entonces me retiro, mi misión fue completada, no tengo nada más que hacer aca.- Reprocho el gennin en un tono brusco, mientras se ponía de pie para salir de la vivienda. –Suerte. . .- Se escuchó por parte del Hyuuga quien cerraba la puerta.

-Que sujeto tan extraño. . .- Pensó Mashiba aún en la puerta de la vivienda. En eso recordó a esa extraña niña la cual había visto y resulto ser un simple. . . ¿fantasma?... Volvió a llamar a la puerta, esta fue abierta inmediatamente por Inato quien mantenía un rostro completamente palido, al parecer la presión arterial se le había bajado, lo sabía por los conocimientos médicos que hiroshi había aprendido. –Disculpe que lo moleste de nuevo. . . cuando entre al patio, antes de que los perros me atacaran. . .- Antes de terminar la frase, hiroshi fue interrumpido por Inato. –Viste a una niña ¿verdad?.- Pregunto el sujeto con total seriedad mientras abría la puerta del todo para que el gennin pasara nuevamente a su casa.

-Era Shuri. . . una niña que conocí en una de las tantas misiones ninjas que eh realizado, en este caso, la misión era escoltar a su familia hasta una aldea vecina cuyo nombre queda reservado en mis recuerdos. Siempre fui alguien que realizaba las misiones de la mejor manera posible, pero esta vez los enemigos eran más fuertes, asesinaron a toda su familia y la dejaron gravemente herida . . . yo mate a esa niña por pedido de la misma . . . desde entonces no me puedo considerar un ninja.- La historia había dejado al joven Hiroshi completamente pensativo, recordaba a aquella mujer que lo quería y el había despreciado y lastimado, sentía en cierta forma que si esa muchacha moría por culpa del su vida se acabaría, podía decirse que estaba comprendiendo a Inato. –Supongo. . . que asi es la vida de un shinobbi.- Musito, tratando de animarlo, aunque seguramente le saldría mal. –Tu aún eres un niño, tienes mucho camino que recorrer, pronto serás un gran jounnin de la aldea, no lo dudo. . . solo promete algo. . . NUNCA falles una misión aunque mueras por esta.- Conversación finalizada. Hiroshi se marcho de aquel hogar un tanto confundido, pero seguro de su destino.




Narro - Hablo - Pienso

Ver el tema anteriorVolver arribaVer el tema siguiente
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.